Líneas de Investigación

"Salvemos la Pirámide"


Restauración de Corales


"La Pirámide" siempre fue un lugar emblemático en San Andrés Islas; un arrecife Coralino lleno de vida, con unos colores radiantes que enamoraban a todo el que lo veía. Durante décadas fue el lugar predilecto de residentes y turistas para hacer sus inmersiones de buceo, sorkeling y apnea. Con el tiempo, la Pirámide se fue degradando y oscureciendo; las especies fueron disminuyendo y los corales fueron muriendo. Hoy, La Pirámide es un lugar que ya nadie recuerda ni visita. La iniciativa "Salvemos la Pirámide", en la cual trabaja la fundación Seaflower de la mano de centros de buceo y Coralina, es una iniciativa por medio de la cual se busca retaurar este emblemático lugar. Fragmentos de coral crecidos en una guardería de coral de la autoridad ambiental en un área cercana se están llevando a la Pirámide para repoblar este desolado lugar. Limpieza de algas, sembrado de corales, y el retorno de la vida es el objetivo de esta iniciativa. El reto, dar continuidad a acciones tendientes a rehabilitar y restaurar ecosistemas degradados en el Archipiélago.

.

"Limpiezas Submarinas
en San Andrés Islas"


"Recolección de Residuos Sólidos Sumergidos en el Fondo Marino de San Andrés Islas"


La contaminación marina causada por residuos sólidos es una problemática que amenaza a los océanos a nivel mundial. En la región Caribe, el problema se acentúa dada la gran cantidad de hábitats sensibles que generan que los recursos pesqueros sean más susceptibles a la contaminación marina. En San Andrés Islas, la contaminación ha alcanzado niveles tan altos que hay partes submarinas que se encuentran completamente cubiertas de residuos sólidos sumergidos, entre los cuales se encuentran llantas, botellas, latas, plásticos y textiles. Los habitantes de la isla dependemos no sólo del recurso pesquero para vivir, sino de los recursos naturales, en especial de los ecosistemas marinos, que son el principal atractivo turístico de la isla. Por lo anterior, se hace necesario implementar acciones que aborden la problemática de contaminación submarina y unirse a las acciones a nivel global que se están llevando a cabo para trabajar en la resolución de la misma.






Tortugas


Tortugas Marinas en San Andrés,
Providencia y Santa Catalina


La Fundaciónes Seaflower y la Fundación Tortugas del Mar, de la mano de la autoridad ambiental Coralina; han creado una alianza en San Andrés para detener el declive de la población de las tortugas marinas y a trabajar en pro de la recuperación de las especies. Casi todas las especies de tortugas marinas se encuentran clasificadas como vulnerables o amenazadas como consecuencia de la sobreexplotación y la degradación de hábitats, siendo sacrificadas por sus huevos, carne, piel y caparazón. Las tortugas marinas sufren por caza furtiva y sobre-explotación. Se enfrentan además a la destrucción de hábitat y a la captura accidental por diferentes equipos de pesca; sumado al cambio climático que impacta los sitios de anidación al alterar la temperatura de la arena, la cual también afecta el sexo de las crías. En Seaflower, las tortugas marinas Cabezona (Caretta caretta), Verde (Chelonia mydas), Carey (Eretmochelys imbricada) y Cuero (Dermochelys coriacea), encuentran alimento y áreas de anidación; protegerlas de la pesca ilegal y de otros factores que las amenazan es una necesidad si se pretende evitar su extinción local y global.

.

Pez Loro


Pez Loro en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina


Los peces loro, pertenecientes a la subfamilia Scarinae, con alrededor de 100 especies, se caracterizan por tener colores vivos y por presentar numerosos dientes que se organizan externamente en la superficie de sus mandíbulas, formando una especie de pico similar al de los loros, con el que raspan las algas que crecen sobre los corales, y por el cual reciben su nombre. Estos herbívoros coloridos pasan hasta el 90% de sus días alimentándose de algas, y en retorno, excretan hasta 200 libras de arena por año, fomentando la presencia de playas y fondos arenosos en los océanos. La acción de forrajeo de los peces loro es de gran importancia ya que controla el crecimiento de las algas en los arrecifes coralinos, evitando que las algas crezcan y ahoguen los corales. La rápida disminución de loros en las aguas del Archipiélago se debe a la sobrepesca, ya que están siendo pescados indiscriminadamente en las aguas circundantes de la isla desde hace varios años. La sobrepesca de loros está generando un aumento de macroalgas sobre los corales, lo cual resultará inevitablemente en el deterioro del arrecife, y en ecosistemas menos productivos y menos resilientes. Todos los estudios demuestran que los arrecifes más sanos del Caribe son aquellos que aún tienen poblaciones robustas de peces loro, razón por la cual su protección se hace indispensable.